LA NOCHE QUE LA LUNA SALIÓ POR LA MAÑANA (EL CUENTO) GRACIAS HENAR, ISABEL, CARMEN, ELENA, ANA Y ESTHER (LAS MAESTRAS)

gRACIAS A LAS MAESTRAS DE INFANTIL. ESTE CUENTO ES VUESTRO. GRACIAS HENAR, ISABEL, CARMEN, ELENA, ANA Y ESTHER

Los niños están sentados mirando al narrador. En el bosque solo está el sol, unas flores arrodilladas, como dormidas, y algún árbol. Nadie más. Si acaso el oso Empieza la historia:

Hola chicos del Duque. ¿No habéis notado nada raro esta mañana? ¿No os habéis fijado que esta noche no ha salido la luna? ¿No? Pues así ha sido. Qué raro  ¿Qué le habrá pasado? ¿y dónde estará metida? ¿Alguien lo sabe?   (Esperar que digan lo que se les antoje, que lo dirán)
Esta noche, por si no os habéis dado cuenta, no ha sido como todas las noches. Todos los animales del bosque han estado nerviosos, inquietos, y ni siquiera los búhos se han atrevido a salir de caza. Los ratones lo han agradecido, pero tampoco se han atrevido a salir de sus madrigueras porque es la luna quien ilumina su camino y quien les hace sentir más tranquilos.
Y es que, una noche sin luna en el bosque es como un día sin sol aquí, en el Duque.
¿Os imagináis venir al cole todos los días y que siempre sea de noche, que no salga el sol, y que tengamos que tener siempre las luces encendidas? Pues para nuestros amigos del bosque eso es lo que ha pasado esta noche. Recuerda que en el bosque no hay farolas, ni luces… ni siquiera linternas.
Tan solo hay unos animalitos capaces de iluminar el cielo, pero son tan pequeñitos que lo único que consiguen es adornarlo, pero no iluminarlo. ¿Alguien sabe cómo se llaman esos animalitos que vuelan y que tienen la luz en el….? (señala el culito)

Muy bien… ¡Luciérnagas!
Bueno, pues como os iba contando esta noche nuestros amigos, los animales del bosque, han estado muy tristes.
Las ardillas no han podido salir a buscar sus bellotas, las rapaces no han podido tampoco salir de caza. Ni siquiera los lobos han salido esta noche. ¡La vida en el bosque no es igual si no está la luna!
¿Y sabéis otra cosa que ha pasado hoy? ¡Hoy, el despertador del bosque se ha vuelto loco y  no ha podido despertar a sus amigos! Y está muy triste.
¿alguien sabé quién es el despertador del bosque?
Si no lo saben le damos una pista. Si lo saben seguimos
Os doy una pista: Tiene pico, muchas plumas, y, además, “está” por la gallina.
¡Muy bien, el gallo! ¿alguien sabe cómo canta un gallo?
¡kikiriki!

¿sabéis? tampoco las flores han podido dormir esta noche en el bosque. Podíamos ayudar a nuestros amigos del bosque a encontrar la luna.
Chicos, ¿qué os parece si despertamos a estas flores y les preguntamos?
¡Venga, todos a cantar como el despertador del bosque!
A la de una, a la de dos, y a la de tres… ¡KÍKIRIKI!
(una o dos flores se ponen de pie y deja caer alguno de sus pétalos)

-buenos días chicos – dice la flor a todos y saluda graciosamente
– hola flor, ¿sabes dónde está la luna?
-no, no ha salido esta noche, y mirad lo que me pasa cuando no sale la luna. Se me caen los pétalos.. Ha sido una noche muy larga y muy triste aquí en el bosque
-¿y no tienes ni idea de donde pueda estar?
– no, pero oí decir a mi amiga la ardilla, algo de una Sevilla que es Nueva ¿Sabéis lo que es eso?
(los peques dirán que es su pueblo, y si no, lo dice el narrador)
– sí, amiga flor, Sevilla la Nueva es nuestro pueblo. Buscaremos a la ardilla y le preguntaremos ¿vale?
Chicos, ¿qué hacemos? ¿buscamos a la ardilla?
Venga chicos, vamos a llamarla: ¡Ardilla, ardilla!
De pronto, una ardilla aparece por entre los árboles, corriendo de árbol en árbol, muy rápida, casi esquiva.
-¿Alguien me ha llamado? – dice la ardilla, moviendo sus manos y sus dientes
– sí, hemos sido nosotros. Queremos saber dónde está la luna
– ay, ojalá lo supiera. Tan solo sé que mis crías no han querido salir en toda la noche, muy asustadas. Recuerdo que una vez la luna me dijo que tenía envidia del sol, y que quería ir a Sevilla la Nueva, pero yo no sé qué es eso ¿vosotros sí?
-sí, Sevilla la Nueva es nuestro pueblo (si lo dicen ellos, mejor)
– ¡anda! pues entonces la luna tiene que estar por aquí ¿Habéis mirado debajo de vuestros… (señala de nuevo al culo y los peques se levantan y miran. El narrador también)
– A ver… a ver… – haz que los niños miren bajo su culete – Aquí no está
– pues entonces preguntadle a mi amigo el árbol. Él me dijo algo de un Duque que hay arriba, o algo así. Adiós chicos
– venga, digámosle adiós a nuestra amiga la ardilla, y démosle las gracias.
Adioooooss
Y ahora, preguntemos al árbol si sabe algo, pero primero tendremos que despertarlo. Venga chicos, cantemos como el despertador del bosque.
A la de una, a la de dos, y a la de tres…. KIKIRIKI

De pronto, uno de los árboles del bosque bosteza y estira sus ramas, que son sus manos)
-Hola chicos
-Hola árbol, estamos buscando a nuestra amiga la luna, que ha desaparecido y nadie sabe dónde está ¿lo sabes tú?
– pues no lo sé, pero la otra noche me dijo que iba al Duque de Rivas ¿Sabéis lo que es eso?
– sí, es nuestro cole  (si no responden los chicos lo hace el narrador)
-¿cole? Entonces preguntemos a mi amiga la mariposa.
– venga chicos ¿la llamamos?. A la de una, a la de dos, a la de tres… ¡Mariposa!
– Sabes donde podemos encontrar a la luna?
– claro, tiene que estar por aquí ¿no le habéis visto? ¿habéis mirado debajo de vuestro…. (señalar de nuevo el culete)
– ayer me dijo que iba a algo de un pabellón y de un percentil
– ¿pabellón y percentil? No sabemos qué es eso
– Yo tampoco. Preguntadle a mi amiga la gallina. Seguro que ella lo sabe. Adiós
Dice  el otro árbol y vuelve a dormirse.
-Mirad allí, aquello parece una gallina.
¿Qué os parece si lo despertamos, chicos? Venga, hagamos como el despertador del bosque. A la de una, a la de dos y a la de tres…. ¡kikiriki!
– Hola chicos – dice la gallina – ¿qué queréis? Hoy estoy muy cansado porque no he dormido en toda la noche. No sé si lo sabéis, pero la luna ha desaparecido y nadie sabe donde se ha metido
– ¿ni tú?
– bueno, yo sí, je je je
-¿y dónde está?
– pues se fue a un pueblo llamado Sevilla la Nueva, a un colegio llamado Duque de Rivas, y me dijo que se escondería en el pabellón de infantil. ¿Sabéis qué es eso?
– sí, ese es nuestro pabellón
– entonces tiene que estar por aquí ¿Habéis mirado debajo de vuestro….?
– no está aquí tampoco. ¿Sabes algo más?
– sí, ahora que lo recuerdo, también me dijo algo de que estaría escondido con su amigo el que teje, o algo así. Creo que se llama Carlos, el que teje, pero yo no conozco a ningún Carlos ¿Vosotros sí?
– Carlos es nuestro conserje. El mejor conserje del mundo. Todos los niños del Duque lo quieren mucho ¿a que sí niños?
¿y le habéis preguntado a él?
– no
– pues él tiene que saber donde está.

– chicos ¿llamamos a Carlos? Pero esta vez no hará falta imitar al despertador del bosque porque Carlos siempre está despierto. A la de una a la de dos y a la de tres.. ¡Carlos!
– hola chicos ¿qué pasa?
– Carlos ¿sabes tú dónde está la luna?
– sí, pero mejor preguntadle a mi amiga la luciérnaga. Ella sabe donde está. Yo le vi cuando llegué esta mañana temprano, pero no la he vuelto a ver. ¿Habéis mirado debajo de vuestro….? Y señala al culete
– Venga chicos, despidamos a Carlos con un fuerte aplauso. Gracias Carlos por todo.
-Venga chicos, despertemos a la luciérnaga como haría el despertador del bosque. A la de una, a la de dos y a la de tres… ¡Kikiriki!
-hola amigos
– hola amiga luciérnaga ¿sabes dónde está la luna?
– sí, la ardilla dijo que estaba en Sevilla la Nueva, y el árbol dijo que estaba en el Duque de Rivas, y la gallina dijo que en el pabellón de infantil, y que estaba con Carlos, y Carlos, el mejor conserje del mundo, me dijo que estaba con el ratón de biblioteca. Preguntadle a él. Él lo sabe todo.
De todos modos ¿habéis mirado debajo de vuestro…?
-gracias, luciérnaga, y ahora chicos, llamemos al despertador del bosque para que despierte al ratón. A la de una, a la de dos y a la de tres…. ¡Kikiriki!
Vaya, parece que el oso no viene. Habrá que llamarlo por su nombre. Venga chicos, a la de tres lo llamamos gritando su nombre: Ratón de Biblioteca ¿vale? A la de una, a la de dos y a la de tres: ¡¡¡RATÓN DE BIBLIOTECA!!
Aparece el ratón de biblioteca, con gafas sobre su nariz, y leyendo un libro.
– hola chicos, no estaba dormido, estaba leyendo un libro en vuestra biblioteca ¿os gusta leer?
– síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii    nooooooooooooooooooooo – a elegir
– ¿qué queréis?
– queremos saber dónde está la luna
– interesante pregunta, pero quien de verdad lo sabe es el sol, preguntadle a él. Yo tengo que seguir leyendo este libro tan interesante – y se
marcha leyendo mientras los niños le dicen adiós. Él sigue leyendo y se despide con la mano, pero absorto en la lectura. Aquí hablará del cumple de IRIS.
-Mirad chicos, por allí llega el sol.
– hola chicos – dice el sol bostezando – perdonad que esté tan cansado pero es que esta noche no he podido dormir porque mi amiga la luna no ha salido todavía
– ya lo sabemos, amigo sol, y eso queríamos preguntarte: ¿sabes dónde está?
– claro que lo sé
– ¿ah sí? ¿y dónde está?
– pues aquí mismo.
-¿aquí? ¿dónde?  ¿y por qué está aquí?
-Mi amiga la luna es un poco envidiosilla ¿sabéis? y solo tenía un deseo desde hace mucho tiempo, y ese no es otro sino el de conocer a todos los niños del Duque de Rivas
-¿ah sí?
-sí, ella sabe que los niños y las niñas del Duque son los niños más bonitos del mundo ¿a que sí? Aquí en el Duque hay niños andaluces, madrileños, asturianos, africanos, americanos, europeos… Y todos son muy amigos ¿a que sí?
-siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
-¿sabéis? mi amiga la luna siempre me ha tenido envidia porque yo puedo estar con vosotros todos los días en el recreo, y cuando venís al cole, y puedo ver lo bien que jugáis unos con otros y lo felices que sois. Y ella, como solo os ve por la noche, cuando estáis dormidos, quería venir al cole para conoceros
-¿Y dónde está?
– pues aquí mismo
– pues no la vemos
– preguntadle a mi amiga la mariquita. Seguro que sabe donde está
– Chicos, ¿llamamos a la mariquita? A la de una, a la de dos, y a la de tres…
¡Mariquita, mariquita!
– hola mariquita, ¿sabes porqué no podemos ver a la luna?
– claro, porque la luna no puede salir si los niños están despiertos. Ella solo aparece cuando los niños se van a dormir. Ella es la que vigila sus sueños
-¿Y qué podemos hacer entonces?
– pues no lo sé. ¿Qué tal si le preguntáis a las personas que más saben del mundo?
– ¿a quién?
– pues a vuestras seños
– es verdad. A ver seño ¿qué podemos hacer?
– pues solo se me ocurre una cosa – dice una de las seños, o todas – podemos dormirnos todos, cerrar los ojos, y así nuestra amiga la luna aparecerá ¿qué os parece?
-Venga chicos, vamos a cerrar todos los ojos. Y no los abráis hasta que no digamos ya.
-pero tenéis que tener todos los ojos cerrados o la luna no aparecerá.
A la de una, a la de dos, y a la de tres ¡A cerrar todos los ojos y a dormir
-¡vaya! Parece que alguien no ha cerrado bien los ojos – dice el sol
– Venga chicos otra vez, todos a cerrar los ojos o la luna no podrá salir.
Momento de silencio mientras la luna se coloca en el escenario.
Y cuando nuestros amigos abren los ojos, la luna está cogida de la mano del sol, mirándoles sonriente.
– hola chicos, soy la luna, y tenía muchas ganas de conoceros
– ¿qué te parecen estos niños, amiga luna?
-ES VERDAD LO QUE DECÍAS, AMIGO SOL, ESTOS NIÑOS SON LOS NIÑOS MÁS GUAPOS DEL MUNDO. Y SON MUY BUENOS. HOY ES EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA ¡OS QUIERO A TODOS!
La luna pasea por entre ellos, chocando las manos con los niños, y riendo.
-Y ahora, por favor chicos, volved a cerrar todos los ojos para que ya me pueda ir. Tengo que volver al bosque con mis animalitos
-Venga chicos, cerremos los ojos. A la de una a la de dos a la de tres ¡cerradlos!
-Ya soy muy feliz. Muchas gracias a todos. Sed buenos, dormid mucho y cuidar siempre de los animales y del bosque. No olvidéis que ahí está el mayor de los tesoros que poseemos. Los bosques son los pulmones de la tierra, y es por ellos por donde respira.
-Digamos adiós a la luna, pero con los ojos cerrados. ¡Adiós luna, adiós!
Y colorín colorado
Este cuento sa´cabado
Y colorín coloruque
¡que viva el Duque!
¡viiiivaaaa!

Anuncios

Acerca de josamotril

mi blog solo de relatos: https://josaliteraria.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s