LA NIÑA QUE ERA MÁS FELIZ CUANDO NO SABÍA TANTO (cuento actual)

DEDICADO A LA SEÑO ESTHER
Cruceta era simplemente una niña. Así, sin más.
A algunos el hecho de que lo fuera le parecía poco, pero para ella era mucho.
En realidad para ella lo era todo… al menos por esa época.
¿y por qué era tan importante para Cruceta seguir siendo una niña?
Difícil pregunta ¿verdad?
Para responderla ella no tenía más que observar la cara de su papá, de su mamá, o de sus abuelos, mientras intentaban explicárselo.
Ninguno de ellos lo sabía explicar – al menos con palabras – pero en su cara se dibujaban miles de sonrisas llenas de melancolía.
– No dejes de ser una niña nunca – era lo que terminaban diciéndole todos, lo que la hacía sentir más dichosa aún.
Pero bueno… volvamos a lo nuestro, que no es otra cosa que la historia de nuestra amiga y protagonista de esta bonita historia.
Como ya he dicho antes Cruceta era una niña normal.
Como el resto de los niños y niñas de su edad, se levantaba todas las mañanas en su pequeña cama para ir al colegio.
Sí, a Cruceta le gustaba mucho ir al cole, al aula de infantil, con su “seño” Esther, a la que adoraba…todo en word……………………..LA NIÑA QUE ERA MÁS FELIZ CUANDO NO SABÍA TANTO

Anuncios

Acerca de josamotril

mi blog solo de relatos: https://josaliteraria.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s