LA MADRE QUE… (INTENTO N. 6)

04:33 horas, del día 29 de Agosto de 2010. Habitación 301 del Hospital de Motril. ¡Qué calor! ¿Qué puedo decirle a mi hija para que recuerde este día que nunca podrá recordar?Algo así escribí:

descargar en pdf………..LA MADRE QUE..

En un continente hambriento
duerme una niña sin llanto
cuidada por una sombra blanca
que ya ha perdido su canto

y en ese continente negro
Manchado así por la noche,
una hermosa mujer madrea,
alejando cualquier reproche

y es en ese extraño silencio
nacido en ese mágico lugar
donde veo un dolor ya conocido
donde respiro un amor sin igual

Hay allí un dolor intenso
Que pertenece a la feminidad
Un dolor que la hace única
y portadora de la beldad

Respiro allí un aire intenso
cargado por un extraño olor
que me aleja del mundo físico
borrando de mi rostro su color.

Al respirarlo, adentro en mí
Un extraño olor que no huele.
Y sin poder verlo ni tocarlo
siento un dolor que no duele

Es una herida muy hermosa
Aunque decirlo parezca cruel,
un dolor que solo puede disfrazarse
Con el manto cálido de la mujer

Ya asoma la loba de la noche
Salpicada por el río de la vida
Con sus ojos bien cerrados
entre sangre descolorida

Hay un grito que se pierde
Y otro grito que se gana
Mientras la vida se abre paso
Al compás de una nana
(su acompasada respiración)

Le duele, y no se queja en exceso,
Y eso la hace más que maravillosa
Semejándose a esa antigua virgen
A la que un día llamaron“Dolorosa”

Jamás me sentí más pequeño
Insignificante y prescindible
Que cuando vi a esa mujer
Materializando ese imposible

Y no había nada mayor
Que el deseo de escaparme
Cuando esa bella mujer
materializó el amor en carne

Sus cantos eran desgarros
Sus latidos como timbales
Sus gestos fueron inhumanos
Sus alaridos… casi animales

Y desde la cercana distancia
Miraba, rezaba, y me escondía
Para que no descubriera nunca
Mi acuciante y masculina cobardía

Ella siguió gritando y sufriendo
Hasta que al fin el milagro hizo
Mientras yo me turbaba asustado
Preso de aquel extraño hechizo

¿cómo podía ella ser y estar?
¿cómo podía ella soportarlo?
¿cómo podía ser yo tan afortunado?
¿y cómo podía yo no envidiarlo?

Y pude ver un manto negro
Y después intuir una cara
Que ni decía, ni lloraba
Como el arma que no dispara

Y me vuelvo a sentir inútil
Pero ella me hace oportuno
Pues se queda para sí su dolor
Para que solo sufra uno

El dolor la descompone,
en su cara se dibuja todo
Y sus gritos van pesando más
Hasta hundirme en el lodo

Pero ella se dibuja hermosa
Sin dejarse robar su belleza
Y sigue gritando y luchando
Demostrando su entereza

Y allí pienso en el error de muchos
Al llamarlo “el sexo débil”
Cuando si no fuera por él
El mundo sería por siempre estéril

Y en sus adentros aúlla el lobo
Que quiere devorar al cordero,
Su dolor pasa a ser lo segundo
Porque su hija es lo primero

Y el lobo sigue buscando
Una presa para su caza
Pero ella consigue alejarlo
cuando el dolor disfraza
(con el traje del amor)

Recordando su cuerpo convulso
De nuevo puedo volverlo a ver
y es cuando pon fin comprendo
que el amor es invento de mujer
(sin ella ¿qué?)

Y tu portadora llora y gime
Dominada por mil temblores
Que la hacen más hermosa
Al pintarla de mil colores

Y se pinta como siempre
Del color de la nada
Como esa canción sublime
Que aún no ha sido cantada

Durante nueve tranquilos meses
Para pintarte ha utilizado un pincel
Y para salir aquí afuera
Tú la golpeas con martillo y cincel
(cuánto dolor callado)

¡Aaaaaaaaaaaaaaaah!
¡aaaaaaaaaaaaaamor!

Dolor perpetuo, inacabable
Tenue, ignoto, prodigioso,
Desmembrado, desmedido,
Etéreo, domado… vaporoso

Un llanto me acompaña,
Hasta que un grito se calla,
Y es que por fin termina
La más dura y cruel batalla

Para que a mí vinieras
Tendió ella un mágico puente
Y para evitarte el calor reinante
Hizo de su cuerpo una fuente

Y de ese fresco manantial
Surge una pequeña hada
Que se convierte en todo
Cuando antes no era nada

Y te miro y te vuelvo a mirar
Dibujándote de un solo trazo
Sabiendo que poco tardaríamos
en fundirnos en un abrazo

El grito se hace canción
El aire se respira mejor
Ya ha desaparecido el miedo
Ya se fue parte del dolor

Y veo salir la lombriz
Escapando de la tierra
Y veo como busca ese sol
Que nace tras la sierra

Y quiere buscar la luz
Pero no encuentra nada
Hasta que se da cuenta
Que el sol nace en su mirada

Entonces miro tu cara
Escapando de tu mamá
Que vuelve a enamorarme
Regalándome toda su paz

Sigue siendo la más hermosa
esa que despierta permanece
La que mi amor sigue regando
mientras éste crece y crece

ella, la débil guerrera
ella, la luchadora preciosa
ella, la flor nunca abatida
ella, la mujer poderosa

y al fin deja de gritar llantos amargos
y de sus ojos brota un aguacero
y consigue robarle un segundo al dolor
simplemente para decirme “te quiero”

Te quiero, va ella y me dice
Y vuelve a mirarme otra vez
Yo solo puedo decirle:
¡”Qué sabrás tú lo que es querer”!

y sales de tu oscura guarida
alejándote de tu primer pasado
mientras tu protectora llora y ríe
al tenerte por fin a su lado
(al otro lado)

Y no pueden llorar mis ojos
Ni siquiera habla mi boca
Y siento que muere mi vida
Cuando mi dedo por fin te toca

y hasta mí llegó la celadora
entregándote a mis brazos
que perdieron sus manos
y se convirtieron en lazos

fue al tenerte para mí
cuando sentí mayor tranquilidad
alejando todo ese dolor visto
y acercándome a la hilaridad

Y mamá tiembla dolorida
Emocionada al poder verte
Y me acerco a ella contigo
Para que por fin pueda tenerte

A su lado tenía esa espada
Que le acababan de sacar
Y ahora pretendía empuñarla
Para así su amor demostrar
(¿más?)

¡Mira qué cosita!,
Me dice entre bostezos
¡Mira qué cosita!,
Y se la come a besos

Y contigo entre mis brazos
Observo su terrible dolor
Que no mitiga con el tiempo
Ni le devuelve su color

Alguien ayuda a cerrar esa puerta
Por donde hace poco has llegado
Mientras, dolorida, al fin protesta
Porque su objetivo ya está logrado

Oscura fue la conquista
Tanto como la noche
Y aun así no hay dolor
Ni un mínimo reproche
(allí no hay sitio)

Y en tu primer viaje juntos
Te encontraste con tus mayores
Que esperaban ansiosos verte
Soportando impasibles los calores

En sus ojos había lágrimas
Cargadas de emoción
a pesar de no ser la primera
en su ya larga colección
(de nietos)

Ya pasó la noche
Ya pasó el calor
Ya se fue la luna
Ya se fue el dolor

Y te observo toda la noche
Viendo restos de la cruel batalla
Pero pronto vendrá el sueño
Y hará que se todo se vaya.

Entonces empezaba la otra
La más dura de las disputas
Esa en la que nada hay seguro
Esa en la que no hay cosas justas
(cuando crezcas)

Solo tu mamá recordará
lo que un día allí pasó.
La espada seguiría su camino
Obviando lo que por ella sufrió

Y emocionado observé
cómo mamá disfrutaba cansada
Dando alimento a su hijita
mientras aumentaba la manada

Todo empezó sumando uno más uno
Después sumamos otra con ahínco
Tres más una fueron luego cuatro
Y ahora todos, ya sumamos cinco

Ese día 29 sería ya por siempre
Un día de alegría y emoción
Y ya se había grabado a fuego
En lo más hondo del corazón

Era la tercera de mis hijas
LaÁfrica que ella me regaló
y no puedo decirle otra cosa:
¡Viva la madre que te parió!

Josa,
04:33 horas, del día 29 de Agosto de 2010

Anuncios

Acerca de josamotril

mi blog solo de relatos: https://josaliteraria.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en DESVARÍOS MENTALES y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s