BLOG ACTUALIZADO A DIARIO

blog actualizado a diario en:

http://josamotril.wordpress.com (josa y sus cuentos)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CONFESIÓN TRAS EL MILLÓN DE VISITAS: MIS NEGROS

aquí mis negros. Espero sepan perdonar mi indiscreción:

cuentos infantiles: Carmen Lílola de la Cruz

Superaceta: Pablo Rodríguez López

relatos: Lola López Canalla Bélfigil

desvaríos mentales: Silvia Esteo Bala

intentos: Belén Calla López

Nota importante: los comentarios de Lola, Miguel, Comae, Ana, Sevillanovense y Txomin son ficticios. Los he hecho yo mismo para dar vida al blog.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

… ALEGRARME EL DÍA (intento)

Todos somos humanos, y, como tales, tenemos días de sol y también días de nubes y de lluvia. Por suerte siempre sale el sol.

…ALEGRARME EL DÍA

Es el de hoy uno de esos días
que uno no quiere SER VIVO,
que no quiere sentir, ni padecer
eso que otros llaman tristeza.

Hoy es uno de esos días
en los que la tristeza
pasea con su hermano el dolor
mientras me miran acercándose.

Es hoy uno de esos días
en los que no puedes decir que no
a la invitación que te hacen
para que formes parte de su familia.

Hoy es uno de esos días
repletos de seres nigrománticos
que esperan que no actúes,
y que se burlan de ti cruelmente.

Es hoy uno de esos días
en los que la oscuridad
de la noche dura más
de las 24 horas establecidas.

Hoy es uno de esos días
en los que no deseo la noche,
porque nada guarda para mí,
ni siquiera esos besos de refresco.

Es hoy uno de esos días
en los que huyo de la noche
porque en mi cama no está ya
la luna con sus colores caídos.

Hoy es uno de esos días
en los que la luz aúrea
pasea solo en la lontananza,
dejándome solo en la oscuridad.

Es hoy uno de esos días
en los que el cielo abierto
es atravesado por un muro gris
que detiene el vuelo de las aves.

Hoy es uno de esos días
en los que las olas inertes
añoran el viento que las guíe
hasta las rocas sendientas de sol.

Es hoy uno de esos días
en los que no hay mas que dolor,
mas que lágrimas ahogadas
que nadie puede secar ya.

Hoy es uno de esos días
en los que todo es nada,
en los que vivir ya no es todo,
si acaso todo lo contrario.

Es hoy uno de esos días
en los que nada parece estar
a mi alrededor, junto a mí,
sino en mi contra, señalándome.

Hoy es uno de esos días
en los que pasearía solo
por un desfiladero peligroso
sin miedo alguno.

Es hoy uno de esos días
en los que yo no soy
ni la sombra que fui,
ni la risa que mañana seré.

Hoy es uno de esos días
en los que la aurora boreal
se esconde tras las montañas
para que nadie disfrute de ella.

Es hoy uno de esos días
en los que no hay lápiz capaz
de escribir un solo renglón
en la hoja seca de mi diario.

HOy es uno de esos días
en los que la alegría parece
una quimera, un imposible,
como soy yo mismo.

Es hoy uno de esos días
en los que, ni siquiera
tú podrías hacerlo.
Ni tú podrías…

DESCARGAR EN PDF………………..ALEGRARME EL DÍA

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ESTÚPIDOS ANIMALES (desvarío mental)

Esto que vas a leer, y que se llama ESTUPIDOS ANIMALES, es un desvarío mental de los más grandes. Atrévete:

josamotrilTengo en casa un pájaro. Tiene una jaula grande, casi  el doble de la que necesitaría, con dos bebederos y dos comederos, y hasta dispone de dos barras donde se puede posar cada vez que quiere. Todos los días lo alimento, y le doy agua fresca y limpia. En muchas ocasiones, cuando canta, lo miro, y me gusta hacerlo. Mis hijas también lo miran, y sonríen mientras hacen juegos de palabras con su nombre.
Frasco… Frasquito. Perico… periquito.
Hay veces en que me mira muy serio, como si me vigilara, y he llegado a ver envidia en esa mirada sin expresión… A veces he visto también odio.
No sé por qué tendría que envidiarme. Él no tiene que trabajar, ni se pone enfermo, ni tiene que cuidar de sus pequeños… Todo en él es libertad para ser él mismo, disponiendo de las veinticuatro horas del día sin que nadie invada su territorio.
Tampoco encuentro motivos para que me odie o envidie. Después de todo,  cuando nació a él le dieron unas hermosas alas para volar. A mí, no.
¡Estúpidos animales! No hay quien los entienda… Deberían ser racionales como nosotros, los humanos.

(dedicado a toda aquella que se haYA sentido alguna vez encerrada en una jaula)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

y en todo esto, tú

y en todo esto, tú (intento no dedicado) 

Sobre el viejo sofá
discurro sobre lo que será,
porque lo que ya ha sido
aún sigue siéndolo.

Las horas ya ni marcan,
el día se fue ya
y hasta la noche navega
solitaria, alejándose
también hasta mí,
que es adonde va

Y en todo esto,
en mitad de una noche
tan esperada como otras,
apareces tú, desnuda,
como solo tú puedes desnudarte
ante mis ojos atónitos,
esos que te dibujan
a mi antojo.

Y en tu desnudez ambigua
he visto una madrugada azul,
cargada de estrellas apagadas,
Y una mañana celeste,
con gaviotas sobre el mar.
He visto la tarde amarillenta
manchada del brillo de las flores.
Y he visto la noche negra
manchada por el caoba de tu pelo.

Y en todo esto
apareces tú,
desnuda otra vez,
desnuda en la noche
que nos cobija,
desnuda en la tarde
que nos acompaña,
desnuda en la mañana
que vuelve a unirnos…
Desnuda en la madrugada,
en esa en la que despierto
siempre que tus pecas me rozan
y me manchan de ti.

Y en todo esto… Tú.
Y yo,
solos en mi cama,
sin ti, sin nadie,
añorando una noche
que ya ha pasado…
como tantas otras,
y a la espera de ese día
que me hará recordar
y emocionarme.

Y en todo esto,
otra vez tu tú
aparece ante mi mí,
descabalgada, aún caliente,
aún amada y alcalina,
aún recelosa por la partida
que ninguno queremos terminar
sin saber al menos
quién ha ganado.

Y aún seguirás aquí
aunque sea de día,

aunque la noche
ya no manche,
aunque tú no quieras estar…
aunque tengas que partir,
porque aunque no quieras
tú siempre estás…
desnuda, muy desnuda
como tú eres.

Publicado en INTENTOS (de poesía) | Deja un comentario

LA NOCHE QUE LA LUNA SALIÓ POR LA MAÑANA (EL CUENTO) GRACIAS HENAR, ISABEL, CARMEN, ELENA, ANA Y ESTHER (LAS MAESTRAS)

gRACIAS A LAS MAESTRAS DE INFANTIL. ESTE CUENTO ES VUESTRO. GRACIAS HENAR, ISABEL, CARMEN, ELENA, ANA Y ESTHER

Los niños están sentados mirando al narrador. En el bosque solo está el sol, unas flores arrodilladas, como dormidas, y algún árbol. Nadie más. Si acaso el oso Empieza la historia:

Hola chicos del Duque. ¿No habéis notado nada raro esta mañana? ¿No os habéis fijado que esta noche no ha salido la luna? ¿No? Pues así ha sido. Qué raro  ¿Qué le habrá pasado? ¿y dónde estará metida? ¿Alguien lo sabe?   (Esperar que digan lo que se les antoje, que lo dirán)
Esta noche, por si no os habéis dado cuenta, no ha sido como todas las noches. Todos los animales del bosque han estado nerviosos, inquietos, y ni siquiera los búhos se han atrevido a salir de caza. Los ratones lo han agradecido, pero tampoco se han atrevido a salir de sus madrigueras porque es la luna quien ilumina su camino y quien les hace sentir más tranquilos.
Y es que, una noche sin luna en el bosque es como un día sin sol aquí, en el Duque.
¿Os imagináis venir al cole todos los días y que siempre sea de noche, que no salga el sol, y que tengamos que tener siempre las luces encendidas? Pues para nuestros amigos del bosque eso es lo que ha pasado esta noche. Recuerda que en el bosque no hay farolas, ni luces… ni siquiera linternas.
Tan solo hay unos animalitos capaces de iluminar el cielo, pero son tan pequeñitos que lo único que consiguen es adornarlo, pero no iluminarlo. ¿Alguien sabe cómo se llaman esos animalitos que vuelan y que tienen la luz en el….? (señala el culito)

Muy bien… ¡Luciérnagas!
Bueno, pues como os iba contando esta noche nuestros amigos, los animales del bosque, han estado muy tristes.
Las ardillas no han podido salir a buscar sus bellotas, las rapaces no han podido tampoco salir de caza. Ni siquiera los lobos han salido esta noche. ¡La vida en el bosque no es igual si no está la luna!
¿Y sabéis otra cosa que ha pasado hoy? ¡Hoy, el despertador del bosque se ha vuelto loco y  no ha podido despertar a sus amigos! Y está muy triste.
¿alguien sabé quién es el despertador del bosque?
Si no lo saben le damos una pista. Si lo saben seguimos
Os doy una pista: Tiene pico, muchas plumas, y, además, “está” por la gallina.
¡Muy bien, el gallo! ¿alguien sabe cómo canta un gallo?
¡kikiriki!

¿sabéis? tampoco las flores han podido dormir esta noche en el bosque. Podíamos ayudar a nuestros amigos del bosque a encontrar la luna.
Chicos, ¿qué os parece si despertamos a estas flores y les preguntamos?
¡Venga, todos a cantar como el despertador del bosque!
A la de una, a la de dos, y a la de tres… ¡KÍKIRIKI!
(una o dos flores se ponen de pie y deja caer alguno de sus pétalos)

-buenos días chicos – dice la flor a todos y saluda graciosamente
– hola flor, ¿sabes dónde está la luna?
-no, no ha salido esta noche, y mirad lo que me pasa cuando no sale la luna. Se me caen los pétalos.. Ha sido una noche muy larga y muy triste aquí en el bosque
-¿y no tienes ni idea de donde pueda estar?
– no, pero oí decir a mi amiga la ardilla, algo de una Sevilla que es Nueva ¿Sabéis lo que es eso?
(los peques dirán que es su pueblo, y si no, lo dice el narrador)
– sí, amiga flor, Sevilla la Nueva es nuestro pueblo. Buscaremos a la ardilla y le preguntaremos ¿vale?
Chicos, ¿qué hacemos? ¿buscamos a la ardilla?
Venga chicos, vamos a llamarla: ¡Ardilla, ardilla!
De pronto, una ardilla aparece por entre los árboles, corriendo de árbol en árbol, muy rápida, casi esquiva.
-¿Alguien me ha llamado? – dice la ardilla, moviendo sus manos y sus dientes
– sí, hemos sido nosotros. Queremos saber dónde está la luna
– ay, ojalá lo supiera. Tan solo sé que mis crías no han querido salir en toda la noche, muy asustadas. Recuerdo que una vez la luna me dijo que tenía envidia del sol, y que quería ir a Sevilla la Nueva, pero yo no sé qué es eso ¿vosotros sí?
-sí, Sevilla la Nueva es nuestro pueblo (si lo dicen ellos, mejor)
– ¡anda! pues entonces la luna tiene que estar por aquí ¿Habéis mirado debajo de vuestros… (señala de nuevo al culo y los peques se levantan y miran. El narrador también)
– A ver… a ver… – haz que los niños miren bajo su culete – Aquí no está
– pues entonces preguntadle a mi amigo el árbol. Él me dijo algo de un Duque que hay arriba, o algo así. Adiós chicos
– venga, digámosle adiós a nuestra amiga la ardilla, y démosle las gracias.
Adioooooss
Y ahora, preguntemos al árbol si sabe algo, pero primero tendremos que despertarlo. Venga chicos, cantemos como el despertador del bosque.
A la de una, a la de dos, y a la de tres…. KIKIRIKI

De pronto, uno de los árboles del bosque bosteza y estira sus ramas, que son sus manos)
-Hola chicos
-Hola árbol, estamos buscando a nuestra amiga la luna, que ha desaparecido y nadie sabe dónde está ¿lo sabes tú?
– pues no lo sé, pero la otra noche me dijo que iba al Duque de Rivas ¿Sabéis lo que es eso?
– sí, es nuestro cole  (si no responden los chicos lo hace el narrador)
-¿cole? Entonces preguntemos a mi amiga la mariposa.
– venga chicos ¿la llamamos?. A la de una, a la de dos, a la de tres… ¡Mariposa!
– Sabes donde podemos encontrar a la luna?
– claro, tiene que estar por aquí ¿no le habéis visto? ¿habéis mirado debajo de vuestro…. (señalar de nuevo el culete)
– ayer me dijo que iba a algo de un pabellón y de un percentil
– ¿pabellón y percentil? No sabemos qué es eso
– Yo tampoco. Preguntadle a mi amiga la gallina. Seguro que ella lo sabe. Adiós
Dice  el otro árbol y vuelve a dormirse.
-Mirad allí, aquello parece una gallina.
¿Qué os parece si lo despertamos, chicos? Venga, hagamos como el despertador del bosque. A la de una, a la de dos y a la de tres…. ¡kikiriki!
– Hola chicos – dice la gallina – ¿qué queréis? Hoy estoy muy cansado porque no he dormido en toda la noche. No sé si lo sabéis, pero la luna ha desaparecido y nadie sabe donde se ha metido
– ¿ni tú?
– bueno, yo sí, je je je
-¿y dónde está?
– pues se fue a un pueblo llamado Sevilla la Nueva, a un colegio llamado Duque de Rivas, y me dijo que se escondería en el pabellón de infantil. ¿Sabéis qué es eso?
– sí, ese es nuestro pabellón
– entonces tiene que estar por aquí ¿Habéis mirado debajo de vuestro….?
– no está aquí tampoco. ¿Sabes algo más?
– sí, ahora que lo recuerdo, también me dijo algo de que estaría escondido con su amigo el que teje, o algo así. Creo que se llama Carlos, el que teje, pero yo no conozco a ningún Carlos ¿Vosotros sí?
– Carlos es nuestro conserje. El mejor conserje del mundo. Todos los niños del Duque lo quieren mucho ¿a que sí niños?
¿y le habéis preguntado a él?
– no
– pues él tiene que saber donde está.

– chicos ¿llamamos a Carlos? Pero esta vez no hará falta imitar al despertador del bosque porque Carlos siempre está despierto. A la de una a la de dos y a la de tres.. ¡Carlos!
– hola chicos ¿qué pasa?
– Carlos ¿sabes tú dónde está la luna?
– sí, pero mejor preguntadle a mi amiga la luciérnaga. Ella sabe donde está. Yo le vi cuando llegué esta mañana temprano, pero no la he vuelto a ver. ¿Habéis mirado debajo de vuestro….? Y señala al culete
– Venga chicos, despidamos a Carlos con un fuerte aplauso. Gracias Carlos por todo.
-Venga chicos, despertemos a la luciérnaga como haría el despertador del bosque. A la de una, a la de dos y a la de tres… ¡Kikiriki!
-hola amigos
– hola amiga luciérnaga ¿sabes dónde está la luna?
– sí, la ardilla dijo que estaba en Sevilla la Nueva, y el árbol dijo que estaba en el Duque de Rivas, y la gallina dijo que en el pabellón de infantil, y que estaba con Carlos, y Carlos, el mejor conserje del mundo, me dijo que estaba con el ratón de biblioteca. Preguntadle a él. Él lo sabe todo.
De todos modos ¿habéis mirado debajo de vuestro…?
-gracias, luciérnaga, y ahora chicos, llamemos al despertador del bosque para que despierte al ratón. A la de una, a la de dos y a la de tres…. ¡Kikiriki!
Vaya, parece que el oso no viene. Habrá que llamarlo por su nombre. Venga chicos, a la de tres lo llamamos gritando su nombre: Ratón de Biblioteca ¿vale? A la de una, a la de dos y a la de tres: ¡¡¡RATÓN DE BIBLIOTECA!!
Aparece el ratón de biblioteca, con gafas sobre su nariz, y leyendo un libro.
– hola chicos, no estaba dormido, estaba leyendo un libro en vuestra biblioteca ¿os gusta leer?
– síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii    nooooooooooooooooooooo – a elegir
– ¿qué queréis?
– queremos saber dónde está la luna
– interesante pregunta, pero quien de verdad lo sabe es el sol, preguntadle a él. Yo tengo que seguir leyendo este libro tan interesante – y se
marcha leyendo mientras los niños le dicen adiós. Él sigue leyendo y se despide con la mano, pero absorto en la lectura. Aquí hablará del cumple de IRIS.
-Mirad chicos, por allí llega el sol.
– hola chicos – dice el sol bostezando – perdonad que esté tan cansado pero es que esta noche no he podido dormir porque mi amiga la luna no ha salido todavía
– ya lo sabemos, amigo sol, y eso queríamos preguntarte: ¿sabes dónde está?
– claro que lo sé
– ¿ah sí? ¿y dónde está?
– pues aquí mismo.
-¿aquí? ¿dónde?  ¿y por qué está aquí?
-Mi amiga la luna es un poco envidiosilla ¿sabéis? y solo tenía un deseo desde hace mucho tiempo, y ese no es otro sino el de conocer a todos los niños del Duque de Rivas
-¿ah sí?
-sí, ella sabe que los niños y las niñas del Duque son los niños más bonitos del mundo ¿a que sí? Aquí en el Duque hay niños andaluces, madrileños, asturianos, africanos, americanos, europeos… Y todos son muy amigos ¿a que sí?
-siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
-¿sabéis? mi amiga la luna siempre me ha tenido envidia porque yo puedo estar con vosotros todos los días en el recreo, y cuando venís al cole, y puedo ver lo bien que jugáis unos con otros y lo felices que sois. Y ella, como solo os ve por la noche, cuando estáis dormidos, quería venir al cole para conoceros
-¿Y dónde está?
– pues aquí mismo
– pues no la vemos
– preguntadle a mi amiga la mariquita. Seguro que sabe donde está
– Chicos, ¿llamamos a la mariquita? A la de una, a la de dos, y a la de tres…
¡Mariquita, mariquita!
– hola mariquita, ¿sabes porqué no podemos ver a la luna?
– claro, porque la luna no puede salir si los niños están despiertos. Ella solo aparece cuando los niños se van a dormir. Ella es la que vigila sus sueños
-¿Y qué podemos hacer entonces?
– pues no lo sé. ¿Qué tal si le preguntáis a las personas que más saben del mundo?
– ¿a quién?
– pues a vuestras seños
– es verdad. A ver seño ¿qué podemos hacer?
– pues solo se me ocurre una cosa – dice una de las seños, o todas – podemos dormirnos todos, cerrar los ojos, y así nuestra amiga la luna aparecerá ¿qué os parece?
-Venga chicos, vamos a cerrar todos los ojos. Y no los abráis hasta que no digamos ya.
-pero tenéis que tener todos los ojos cerrados o la luna no aparecerá.
A la de una, a la de dos, y a la de tres ¡A cerrar todos los ojos y a dormir
-¡vaya! Parece que alguien no ha cerrado bien los ojos – dice el sol
– Venga chicos otra vez, todos a cerrar los ojos o la luna no podrá salir.
Momento de silencio mientras la luna se coloca en el escenario.
Y cuando nuestros amigos abren los ojos, la luna está cogida de la mano del sol, mirándoles sonriente.
– hola chicos, soy la luna, y tenía muchas ganas de conoceros
– ¿qué te parecen estos niños, amiga luna?
-ES VERDAD LO QUE DECÍAS, AMIGO SOL, ESTOS NIÑOS SON LOS NIÑOS MÁS GUAPOS DEL MUNDO. Y SON MUY BUENOS. HOY ES EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA ¡OS QUIERO A TODOS!
La luna pasea por entre ellos, chocando las manos con los niños, y riendo.
-Y ahora, por favor chicos, volved a cerrar todos los ojos para que ya me pueda ir. Tengo que volver al bosque con mis animalitos
-Venga chicos, cerremos los ojos. A la de una a la de dos a la de tres ¡cerradlos!
-Ya soy muy feliz. Muchas gracias a todos. Sed buenos, dormid mucho y cuidar siempre de los animales y del bosque. No olvidéis que ahí está el mayor de los tesoros que poseemos. Los bosques son los pulmones de la tierra, y es por ellos por donde respira.
-Digamos adiós a la luna, pero con los ojos cerrados. ¡Adiós luna, adiós!
Y colorín colorado
Este cuento sa´cabado
Y colorín coloruque
¡que viva el Duque!
¡viiiivaaaa!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS NOTAS (relato corto y macabara)

-Esa pregunta me la han hecho ya un  millón de veces – respondo al periodista que ha vuelto a hacerme la misma pregunta de siempre.
-¿Cuál es la causa para que sea usted el juez más joven en llegar al Tribunal Supremo?
-Es tan largo de responder… – le contesto aburrido – no creo que le interese demasiado
– tenemos todo el tiempo del mundo – me dice, dejándome desarmado, mientras con su cómplice mirada me invita a que le cuente el secreto… mi secreto. Es la primera vez que un periodista parece interesado por algo más que las historias de mis clientes, y eso me gusta, me hace sentir bien.
– De acuerdo, voy a hacerlo – le digo, y me digo a mí mismo, convenciéndome de que ya va siendo hora de contarlo a los demás. Y empiezo:

“Tenía diez años. Solo diez, y ya entonces adquirí la capacidad para llegar a sentirme culpable. Era el último día de clase, ese que se espera con alegría, pero también con miedo… Y más para un mal estudiante, como era mi caso. Eso sí, esa fue la última vez que suspendí una sola asignatura en el resto de vida académica…

TODO EN PDF (ES CORTO)…………………LAS NOTAS

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario